lunes, 12 de diciembre de 2016

El Mundo como final de un camino

Hoy deseo hablar de un arcano mayor con el que se da por concluido el viaje evolutivo del tarot: El Mundo.

El Mundo supone que hemos llegado al final del principio del viaje que se plantea con El Mago, pues si bien este tiene las capacidades de integrar los cuatro elementos, en El Mundo ya se han integrado con un resultado satisfactorio (a través de las cuatro figuras del Tetramorfos, en las que cada uno representa un elemento) y de triunfo (véase el laurel que rodea a la mujer). La fuerza de la tradición cristiana en el tarot también se ve con evidencia en el hecho de que el personaje está en el cielo, que es la representación de la vida eterna en esta tradición religiosa. Por otra parte, si El Mago contaba con una vara mágica, la mujer de este arcano cuenta con dos.

Un enigma que se plantea muchas veces en el arcano del Mundo es el papel de la mujer, y en algunos casos se ha sugerido que representaría a María Magdalena. En todo caso, e independientemente de esa teoría, lo que sí es cierto es que los arcanos mayores del tarot tienden a ser complementarios y no ha de extrañar que, si al principio del viaje hay un hombre, al final haya una mujer. Esta noción de equilibrio y complementariedad entre las polaridades masculina y femenina la vemos en varios de los arcanos mayores, pues La Emperatriz se complementa con un Emperador, el Sumo Sacerdote con la Suma Sacerdotisa y arcanos como Los Enamorados o El Diablo cuentan con los personajes masculino y femenino representados. Otra teoría es que el personaje es en realidad andrógino dado que no se pueden ver sus genitales; sea como fuere, en ambos casos sería válida la interpretación que hago.

Otro elemento que quería concluir es que considero que El Mundo, hoy en día, hay que tomarlo como una carta de carácter más concreto y que se refiere a la culminación de algún aspecto de nuestras vidas porque, para bien o para mal, nuestra existencia es cada vez más compleja y, por lo tanto, vamos a tener más desafíos que afrontar, tanto en paralelo como sucesivos a través del tiempo.

Bien, espero que os haya gustado esta entrada, ¡¡Nos vemos en la próxima!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario