miércoles, 7 de septiembre de 2016

La magia del mago

Hoy voy a hacer una pequeña reseña del arcano del mago, con el que suele iniciarse el recorrido evolutivo del tarot.

A esta carta se le ha llamado de varias formas: mago, prestidigitador, alquimista o incluso, en un aspecto más negativo, trilero. El que tenga varios nombres ya da a entender que esta carta ha sido interpretada de diferentes formas dependiendo del tipo de tarot al que nos refiramos. En el tarot de Marsella el mago mira hacia un lado, mientras que en Rider Waite mira de frente.

El mago es, ante todo, potencia, y es una potencia bien aspectada. El mago tiene a su disposición los cuatro elementos (bastos, oros, espadas y copas) con los que poder llevar a cabo su cometido y, además, tiene la capacidad de saber combinarlos de forma conveniente. Este arcano suele estar representado por una persona joven y, en el caso del tarot Rider Waite, está coronado por el símbolo del infinito. En un aspecto negativo, podríamos hablar de indecisiones, dudas y, en todo caso, de un cierto estancamiento.

El mensaje sintético que podríamos extraer de este arcano es que somos capaces de llevar a cabo todo aquello que nos propongamos y que, por lo tanto, el éxito está de nuestra mano. Solo hemos de hacer aquello que sabemos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario